Instituto de Indología

Un espacio exclusivo para la difusión de la cultura milenaria de la India

Arte

Tansen: el maestro de la música mágica (B.M. Malhotra)


TANSEN: EL MAESTRO DE LA MÚSICA MÁGICA

B.M. Malhotra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchas leyendas fascinantes rodean el nombre de Tansen, el músico y cantante mágico clásico que brilló con esplendor en la corte del emperador mogol, Akbar el Grande, como una de sus famosas nueve joyas (Nau Rattan) durante el siglo XVI. Se decía que había contado con una técnica única y una voz para cantar varios ragas (composiciones musicales) clásicas de música hindustaní en su gloria prístina de forma tan efectiva que, no sólo fascinaba a sus oyentes, sino que también evocaba respeto y admiración porque hacía ciertos milagros. Con el poder de su música podía encender velas que estaban apagadas, calmar a animales salvajes, curar enfermedades, traer lluvia y hacer que árboles y arbustos brotaran y tuvieran flores de colores.

La falta de una biografía auténtica o definitiva de Tansen ha dado lugar a muchas especulaciones y conjeturas sobre su vida y sus logros. Generalmente, se calcula que vivió de 1506 a 1589. Sin embargo, la historia de la vida de este símbolo que permanece, puede recordarse teniendo en cuenta los puntos de vista actuales que se basan en consideraciones circunstanciales, deductivas y colaterales.
Las historias de su impresionante talento musical han llegado a nosotros durante los últimos cuatro siglos, sobre todo contadas de boca en boca de una generación a otra. Estas narraciones han encontrado eco en los cuentos de ficción y novelas históricas tejidas sobre su vida. También se han producido dos largometrajes en hindi titulados Tansen (1943) y Sangeet Samrat Tansen (1962). Tansen, en el que el gran K. L. Saigal y la cantante heroína de esa época, Khurshid, interpretaban a Tansen y a Tani, respectivamente, fue un gran éxito musical por sus canciones de solistas clásicos y por los dúos basados en ragas clásicos y cantadas melodiosamente por el dúo que todavía se aprecian con nostalgia incluso actualmente.

En esa película, a Tansen lo muestran domando a un elefante intruso, convirtiendo un rincón de un bosque en un jardín de flores y encendiendo diversas lámparas del palacio del emperador cantando los ragas Shankara, Buhar y Deepak, respectivamente. También hace que varios instrumentos musicales toquen por sí mismos para acompañar sus cantos de Dhrupad en la corte del emperador. Tani, al cantar en forma de oración el raga Megh Malhar, hace que las nubes produzcan lluvia sobre Tansen, que se está quemando, librándolo así de un sufrimiento atroz.

En una aparición poco usual en la escena entre el equipo de los estudios y otros, Saigal introdujo ese periodo y vestuario de película, anunciando que (bajo licencia poética) se habían efectuado algunos cambios con respecto al argumento original para hacerlo más interesante y que pedía a los espectadores su indulgencia para verla bajo el mismo espíritu, es decir, apartando sus facultades críticas y analíticas. La audiencia disfrutó de la película inmensamente.

Tansen, al que Abul Fazal, otra de las nueve joyas de Akbar, describió como «un músico inimitable en mil años», nació de Mukand Pandey, un brahmán, y de su esposa, Parvati, en el pueblo de Behat cerca de Gwalior. Oficialmente fue bautizado como Ram Rattan pero lo llamaban por los apodos de Ramtanu, Tana y Trilochan. Según una creencia común, el niño Tansen se convirtió al Islam cuando el místico y cantante sufí Mohammad Ghaus de Gwalior, al estarle dando la bendición, le dio un poco de su propio rollo de betel del que había comido la mitad. Antes del nacimiento de Tansen, sus padres habían orado en el templo de Shiva de su pueblo y consiguieron las bendiciones de Ghaus por haberle concedido el favor de tener un hijo. Ghaus había profetizado entonces que les nacería un hijo que estaría dotado de un talento especial y que se haría muy famoso. Estuvo apoyado por los mayores de su comunidad, que consintieron que el niño permaneciera con Ghaus. Tansen creció como asceta bajo el cuidado del santo sufí, en busca de melodías e imbuyendo la filosofía de la imparcialidad y devoción a Dios. Nunca más volvió a ver a sus padres, que se ahogaron en un naufragio.

Ya de niño, Tansen descubrió la música en diferentes formas de la naturaleza, tales como el soplo del viendo, el gorjeo de los pájaros y los sonidos de animales y comenzó a cantar de forma devota, lo mismo que Ghaus, alabando a Dios. Recibió su primera formación formal regular en la escuela de música fundada en Gwalior por el conocedor de las bellas artes, Raja Man Singh Tamar (1480-1518). Después, Tansen se mudó a Vrindavan donde aprendió más música sistemáticamente durante cuatro años con Swami Haridas (1537-1632), un gran erudito y músico santo que oraba con devoción a Lord Krishna y creía que podía comprenderse a Dios a través de la música, asimilando lo principal de todos los ragas, y llegó a ser un vocalista e instrumentista perfecto. También cambió el nombre de Tana por el de Tansen.

Después de abandonar Vrindavan con las bendiciones de su guru, en primer lugar, el Maharajá Ram Niranja Singh de Gwalior y, después, el Raja Ram Chandra de Rewa lo nombraron músico de sus cortes. El emperador Akbar que supo de su gran fama y talento, lo hizo llamar de Rewa y después de escuchar su maestra forma de cantar lo introdujo en su propia corte como cantante principal y lo honró con la última de sus nueve joyas.

Tansen se casó con Hussaini Brahmani cuyo nombre original era Prem Kumari, que después de su conversión al Islam, cambió por el de Hussaini. El sufijo ‘Brahmani’ se había añadido debido a sus antepasados brahmanes. Era una cantante de talento de la corte de Rani Mrignayni de Gwalior. Tansen tuvo cinco hijos, la primera que nació fue una hija, a la que puso por nombre Sarasvati, y cuatro hijos, Bilas Khan, Suratsen, Saratseny Tarangsen los cuales, con el paso del tiempo, se harían cantantes consumados.

Debido a la maliciosa instigación de algunos músicos rivales de la corte, Akbar le pidió a Tansen que cantara el raga Deepak con la que podría instantáneamente encender lámparas. A pesar de la explicación de Tansen de que el raga generaría un calor insoportable y que le quemaría el cuerpo, el emperador insistió en su deseo y Tansen se vio obligado a llevarlo a cabo. Cuando estaba cantando el raga y, a medida que las notas iban subiendo de ritmo, todas las lámparas y velas del palacio real se iluminaron proporcionando gran alegría a Akbar y al gran número de sus cortesanos que estaban presentes. Sin embargo, Tansen experimentó un terrible calor en el cuerpo, pero como había previsto con antelación su hija Sarasvati, cantó el raga antídoto Megh Malhar con tal devoción que pronto el cielo se llenó de nubes que trajeron la lluvia que extinguió las llamas que salían del cuerpo de Tansen. Akbar suspiró con alivio y lamentó haber obligado a su cantante favorito a interpretar el mágico raga, altamente peligroso.

En 1586 murió Sarasvati durante un parto. Tansen, que ahora era octogenario, estaba bastante debilitado y las muertes de sus seres queridos lo deprimieron y debilitaron más. En la corte, sus hijos le ayudaron como cantantes de apoyo. Algo más tarde, cayó gravemente enfermo y, a pesar del mejor tratamiento posible proporcionado por los médicos reales, murió el 16 de abril de 1589. Lamentando su muerte, Akbar exclamó: «Las reuniones musicales se han terminado en la tierra. Con la muerte de Tansen toda música y alegría han desaparecido.» Según otra leyenda, en el momento de la muerte de Tansen, su hijo Bilas Khan cantó ardientemente un raga melancólico que se llamó más tarde Blaskhani Todi y el cuerpo de Tansen emocionó y bendijo a su hijo. Después de eso, se declaró a Bilas Khan maestro (khalifa) de la tradición de Tansen.

Tansen que representó una soberbia fusión de lo mejor de las culturas hindúes y musulmanas, perfeccionó el estilo de canto clásico llamado Darbari de música de corte. También fue el exponente pionero del raga Darbari Ranada. Vivió en una era de poetas santos brillantes y compositores como Surdas, Ramdas, Tulsidas, Meerabai, NaikBaijuy otros que lo tenían en gran estima. El Raja Ram Niranjan de Gwalior había concedido añadir al nombre de Tansen el prefijo «Miyan» como un honor que significaba distinción y respeto. Los ragas Miyan Ki Todi, Miyan Ki Malhar y Miyan Ki Sarang fueron creaciones de Tansen que sus descendientes y sucesores de la música han cantado e interpretado con diferentes instrumentos musicales a lo largo de los siglos.

Aunque Tansen murió en Agra, fue enterrado cerca del sepulcro de su primer mentor, Sufi Mohammad Ghaus, en Gwalior. Gracias al descubrimiento de la tumba de Tansen en estado ruinoso, realizado por Pandit Vishnu Narayan Bhatkhande (1860-1836), gran devoto de la música, en la actualidad se celebra un gran Tansen Urs (festival musical conmemorativo) anual, en su tumba que está ya reconstruida y renovada. Haridas Jayanti también es recordado todos los años en Vrindavan en el samadhi de Swami Maridas, el tan consumado y venerado guru de Tansen.

El Instituto de Indología no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores en este portal de Internet.

Copyright © 2016 Instituo de Indología. Todos los derechos reservados.