Instituto de Indología

Un espacio exclusivo para la difusión de la cultura milenaria de la India

Arte

La danza cósmica de Shiva (Radhakrishna Rao)

LA DANZA CÓSMICA DE SHIVA

Radhakrishna Rao

 

 

El Nataraja o Shiva danzante es uno de los temas por excelencia de la mitología hindú. Una fuente de inspiración para artistas y un símbolo de devoción para la gente en general que conlleva muchos significados, mensajes y metáforas.

El icono de Nataraja que representa la danza cósmica de Shiva es bastante popular entre los conocedores del arte y los amantes de la danza de todo el mundo. El progenitor divino de la danza, Nataraja, ha fascinado y cautivado a la mente india durante siglos. El arte y la cultura indios están repletos de referencias a las varias formas de danza realizadas y perfeccionadas por Nataraja, el creador de la danza.

En el estado del sur de la India de Tamil Nadu hay muchos santuarios y templos dedicados a Nataraja. El más venerado de los templos de Nataraja es el magnífico santuario de Chidambaram donde se sabe que Shiva representó la Ananda Tandava o danza del éxtasis. Es el templo de Nataraja, llamado también Kanaka Sabha (el salón dorado de la danza), situado a 200 kilómetros de Chennai y entretejido con el arte, la cultura y la arquitectura del país y basado en la misma tradición espiritual hindú.

Chidambaram es la principal de las cinco moradas santas de Shiva danzante en Tamil Nadu. Aquí, en el antiguo santuario de Nataraja, Shiva simboliza el elemento de Akasa (éter) mientras que los cuatro otros lugares son Kanchipuram como tierra, Thiruvanaikoli como agua, Thiruvannamalai como fuego y Kalahasti como viento. En la tradición espiritual hindú, estos cinco elementos vitales llamados Pancha Mahabhutas, constituyen la roca sólida de la vida.

Al santuario de Nataraja en Chidambaram, que es el más venerado, se le llama Ponnambalam, que significa templo de oro y Kanakasabha, que significa «salón dorado de la danza». Detrás de la imagen de Nataraja, separada de él por un velo, está Akasa Linga, el secreto celebrado de Chidambaram. La morada de Akasa Linga se llama Chitsabha. El Kanakasabha es el complemento frontal al Chitsabha. Es un pequeño porche construido en el mismo sótano de piedra con una puerta de madera.

El Nritya Sabha o hall de la Danza es una estructura artística diseñada de forma extremadamente estética. Este edificio se sabe que lo construyó Kulothunga Chola y es una elegante sala de 56 pilares decorados con figuras que representan diferentes estados de ánimo y manifestaciones del Señor Nataraja. Sin lugar a dudas, el templo de Chidambaram ocupa un lugar central en el arte de la danza presidido por la deidad Nataraja, que significa «Rey de los intérpretes» y que sobresale como símbolo del arte de la danza.

El simbolismo esotérico de Nataraja está cargado de grandes significados espirituales. El tambor de la mano derecha de Nataraja simboliza que él es el salvador y el protector del mundo. La piel que rodea su cintura significa la aniquilación de Aham (ego). La pierna derecha con la que aplasta al maligno enano implica la destrucción del mal. En épocas antiguas, Chidambaram era conocido con diversos nombres tales como Pillai Ponnambalam, Vyagrapuram y Chitambaram. La tradición lo tiene por hijo de Madhyandina Rishi, que encontró un Shivalinga que se manifestó bajo un baniano en el bosque de Tillai y rogó a dios que le concediera el favor de darle los pies y las garras de los tigres para trepar a los árboles y recoger flores para la oración incluso antes de que las abejas pudieran probar su miel. Se le concedió el deseo y se convirtió en Vyagrapada que significa «dotado con pies de tigre».

Hay otra leyenda fascinante sobre cómo Shiva realizó su primera danza en Chidambaram. El Shiva de los tres ojos que representa el principio de la destrucción en la trinidad hindú quiso una vez enseñar una lección apropiada a los sabios de Darukavanam que se habían hecho arrogantes a causa de su conocimiento. Fingiendo ser un mendigo y acompañado de Vishnu disfrazado de Mohini, Shiva fue a Darukavanam. Las esposas de los sabios se enamoraron de la belleza de la pareja divina, enfureciendo así a los rishis (sabios). En un arranque de celos intentaron destruir a la pareja. Levantaron un fuego de sacrificio del que emanó un tigre que atacó a Shiva. Pero Shiva le quitó la piel al tigre y se rodeó con ella la cintura. Entonces el sabio envió contra Shiva un Apsamara Purusha o enano maligno. Shiva lo mató sin mucho esfuerzo. Entonces los sabios confesaron su derrota. Así comenzó la majestuosa y cautivadora danza cósmica de Shiva de la que todos los dioses y rishis fueron testigos con total satisfacción.

Mientras tanto Adisesha, la serpiente donde descansa Vishnu, al oír la brillante descripción de Vishnu sobre la danza de Shiva, tuvo ganas de presenciar la danza y rogó a Shiva que le permitiera ver la danza. Entonces Shiva le dijo que él representaría la danza ante él en Tillai. Adisesha nació como Patanjali y fue al bosque en Tillai a donde también fue Vyagrapada. Ambos comenzaron a venerar a Shiva y cuando llegó la hora de que Shiva representara la danza ante sus devotos, la diosa guardiana del lugar, Bhadra Kali, no se lo permitió. Por consiguiente llegaron a un acuerdo según el cual Shiva y Kali participarían en el concurso de danza y el ganador conseguiría el derecho a utilizar el lugar.

Shiva realizó por consiguiente la Ananda Tandava (danza del éxtasis) ante sus devotos y derrotó a Kali, tomando así posesión de Tillai.

El magnífico templo Minakshi Sundareswara de Madurai tiene un santuario de Nataraja cuyo rango se sitúa después del templo de Chidambaram. Este santuario se llama Rajatha Sabha (Salón de plata). Aquí la imagen de Nataraja está de pie sobre el pie derecho, mientras que en las otras cuatro salas está de pie sobre el pie izquierdo.

En el santuario de Shiva en Kutralam se sabe que Nataraja representó su vibrante danza Tripura Tandava en la conocida Chitsabha. En el templo de Kailasanatha de Mahabalipuram cerca de Madras, se puede ver una gama innumerable de tipos de danzas según las representaba Nataraja. Es un tributo escultórico a la danza cósmica de Shiva.

El Instituto de Indología no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores en este portal de Internet.

Copyright © 2016 Instituo de Indología. Todos los derechos reservados.